Viajar a Londres con bebé, mi experiencia.

Viajar a Londres con Bebé

No es fácil decidir hacer un viaje largo, a otro país y con un bebé de 8 meses, pues, siempre puede haber dudas de si el bebé lo pasará bien o no tan bien como los papás esperan.

Tras varios días sopesando los pros y los contras, ganaron los pros, nos decidimos viajar a Londres con Lola. Mientras nos decidíamos, buscábamos mucha información de cómo de cómoda podría ser la visita a la ciudad con un bebé ya que siempre se va cargado con el carrito, el bebé, la mochila de porteo por si acaso….Toda la información que buscábamos era positiva, y parecía que iba a ser bastante fácil, también he de decir, que la tita del bebé vive en Londres desde hace algún tiempo y así fue todo mucho más fácil.

Empezamos con la búsqueda de los vuelos para las fechas que nos venían bien y, aviso para madres que les pase como a mí, que pensaba que los bebés menores de 2 añitos que no ocupen asiento no pagaban, NO ES CIERTO, pues pagan dependiendo de la compañía una cantidad fija o un 10 por ciento más las tasas correspondientes. En mi caso, nos decantamos por Iberia Express, por confianza, por el equipaje y por la atención al cliente recibida antes de comprar los vuelos.

Equipaje

Algunas compañías tienen limitaciones con el equipaje, pues hay compañías con las que sólo puedes viajar con un bulto de mano como Ryanair, por lo que la descartamos automáticamente ya que éramos 3 pasajeros y necesitábamos llevar equipaje para Lola. Todas las compañías te dan la opción de facturar al menos 1 bulto del bebé gratis, ya sea el carrito o sillita o una silla para el coche/ elevador.

Iberia Express nos daba la opción de permanecer con el carrito (en mi caso, utilicé una silla ligera por ser mucho más cómoda para el viaje) hasta la puerta de embarque, donde al llegar, bajamos a Lola del carrito, la plegamos y la recogimos finalmente con el equipaje facturado en la cinta al llegar a Londres.

Si viajas con un bebé desde Barajas (Madrid), hay un control de seguridad independiente para familias, donde puedes pasar con la comida necesaria del bebé para el viaje e incluso una botellita de agua, nosotros llevábamos potitos, fruta, cereales y leche de fórmula para 3 días.

Viaje

Una vez en el avión, el personal del avión nos acomodó en nuestro asiento correspondiente y nos facilitó el cinturón especial para bebés indicándonos cómo debíamos utilizarlo, pues va enganchado al cinturón del pasajero que viaja con el bebé en su regazo. Al principio, pudimos entretener a Lola, casi con cualquier cosa, la curiosidad le puede, no paraba de mirar a todos lados, pero pasado un rato y tener ya todo analizado, empezaba a estar inquieta (cosa que sabíamos pasaría), pero íbamos preparados, llevábamos juguetes nuevos (se entretiene más con un juguete nuevo).

El avión empezó a moverse y me puse un poco nerviosa, pues no sabía muy bien en qué momento era mejor que los bebés estuvieran moviendo la mandíbula, ya sea tomando pecho, tomando biberón o simplemente con el chupete puesto, todo esto es para evitar que le duelan los oídos, así que, cuando empezó la nave a coger velocidad, Lola empezó a comer. Una vez estabilizados en el aire, le pusimos unos dibujitos para que se entretuviera y durmiese la mayor parte del vuelo, pues organicé el día para que llegara cansada al vuelo y durmiera.

Al llegar a Londres

Nuestro vuelo aterrizó en el aeropuerto de Gatwick y la opción más cómoda para trasladarnos con un bebé, equipaje, sillita….fue la elección del traslado privado, pues nos recogieron en el hall de llegadas y nos esperaban con un cartel con nuestro nombre, además el conductor traía la silla adecuada para Lola y nos ayudó a acomodar todo en el coche. Fue sin duda la mejor opción, te lo recomiendo. Puedes reservar en el siguiente enlace tu traslado www.carmelow.com

El transporte público en Londres

Si vas a viajar a Londres, debes saber que los menores de 10 años, viajan gratis siempre y cuando vayan acompañados de un adulto en el transporte publico, ya sea en metro, bus, DLR….

El metro de Londres con un carrito de bebé puede ser algo facilísimo o lo más complejo del mundo, todo depende de por dónde decidas moverte, pues todas las estaciones de metro no tienen ascensor, y de las personas que vayáis, ya que si vais dos, pues podéis coger entre los dos del carrito con el bebé por ejemplo, pero si va una persona sola, debe tener en cuenta que no todas las estaciones tienen escaleras mecánicas o ascensor, ¡pero si muchísimas de escaleras tradicionales!

Como veis no hay excusas para no viajar con un bebé ¡o varios si sois unos padres atrevidos! Pues todo es cuestión de organizar el viaje y adaptarse un poco a los peques.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
[ratemypost]

1 comentario en “Viajar a Londres con bebé, mi experiencia.”

  1. Pingback: 👌Consejos para pasar el control de seguridad en el aeropuerto

Los comentarios están cerrados.